Submarinos alemanes en la segunda guerra mundial

MITO Y REALIDAD DE UN TRÁGICO DESTINO

S. Mata (ir a la página del autor)

Introducción

1. U-Boote en la IGM

2. La nueva U-Bootswaffe

3. Dönitz, el jefe

4. Estrategia y táctica

5. Nuevos U-Boote

6. Comienza la guerra

7. Prien y Scapa Flow

8. Enigma y la ASW

9. Agentes secretos

10. Desastre en Noruega

11. Derrota francesa

12. USA interviene

13. Aparece el radar

14. Baja la rentabilidad

15. Captura del U 110

16. Hundid el Bismarck

17. Anthony Miers

18. La Carta del Atlántico

19. Barcos Liberty

20. Ofensiva británica

21. El Mediterráneo

22. Johnny Walker

23. Balance 1939-1941

24. Paukenschlag

25. Enigma indescifrable

26. Vacas lecheras

27. ¿Ametrallar náufragos?

28. Convoyes en América

29. Verano de 1942

30. Laconia

31. ¿Guerra total?

32. Último trimestre 1942

33. Enigma descifrada

34. Balance de 1942

35. Dönitz "optimista"

36. Casablanca

37. Ventaja del B-Dienst

38. SC 122 y HX 229

39. Roosevelt toma cartas

40. Contra toda evidencia

41. El "canto del cisne"

42. Golfo de Vizcaya

43. Tras el mayo negro

44. Regreso al Atlántico norte

45. Las Azores

46. Fin de las "vacas lecheras"

47. Victoria de los He 177

48. Balance de 1943

49. El Schnorchel

50. Peleus

51. Abril a junio de 1944

52. U 505

53. Overlord

54. Agentes en América

55. U-Boote enanos

56. Fin de 1944

57. Elektroboote

58. Agonía

59. Regenbogen

60. Deadlight

61. Búnkeres en Alemania

62. Mito y realidad

63. ¿Dönitz culpable?

64. Los otros protagonistas

 

Los nuevos tipos de U-Boote

 

Dönitz quería construir preferentemente submarinos medios, capaces de operar en los mares en torno a Gran Bretaña, pero Raeder y el OKM distribuyeron el desplazamiento aproximadamente a partes iguales entre los submarinos medios y pesados, por lo que se construyó un número menor. Además, tras sufrir un accidente a 104 metros de profundidad el U 12 (tipo II), el OKM prohibió las inmersiones más allá de los 45 metros, de modo que las tripulaciones ya no serán adiestradas para aprovechar la inmersión profunda como modo de escapar a las cargas. Con las construcciones llevadas a cabo transgrediendo el Tratado de Versalles, los alemanes sentaron las bases de los tres tipos de sumergibles principalmente empleados por su arma submarina durante la segunda guerra mundial: los tipos II, VII y IX (ligero, medio y pesado, respectivamente). Como vimos, el tipo IIA se derivaba del Vesikko, el VII de los submarinos de la clase Vetehinen y el IX del E-1 construido en España, pasando como fase intermedia por el tipo IA, del que sólo se construyeron dos ejemplares (U 25 y U 26). Antes de estallar la guerra, Vistas frontales de maquetas de U-Boote de los tipos II, VII (las dos centrales) y IX, realizadas por aficionados austríacos. El tipo II se diferencia fácilmente por su tamaño y su sencilla torreta, mientras que los tanques de lastre dan al tipo VII una característica silueta curva que contrastas con la rectilínea cubierta del IX (fotos Santiago Mata).habían entrado en servicio 30 submarinos del tipo II: 6 del IIA (U 1 a U 6, construidos por Deutsche Werke en Kiel entre 1934 y 1935, con 254/303 toneladas de desplazamiento -en superficie/en inmersión-, velocidad de 13/6,9 nudos, longitud 40,9 m, 5 torpedos ó 12 minas, 22/24 tripulantes, radio de acción máximo de 1.600 millas en superficie a 8 nudos), 18 del tipo IIB (U 7 a U 24 -otros dos U 120 y U 121 entraron en servicio en 1940-: desplazamiento de 279/328 toneladas, velocidad 13/7 nudos, longitud 42,7 m, radio de acción de 3.100 millas), y 6 del tipo IIC (U 56 a U 61 -los U 62 y U 63 entraron en servicio en 1939 y 1940-: 291/341 toneladas, 12/7 nudos, longitud 43,9 m, radio de acción de 3.800 millas).Vistas laterales de maquetas de U-Boote de los tipos II, VII (las dos centrales) y IXD2. El tipo II se distingue de nuevo por su tamaño y por la sencillez de la torreta. El abombamiento central y la curva que en la cubierta del VII formaban los tanques de lastre son ahora menos fáciles de apreciar, por lo que puede servir fijarse en los orificios de entrada de agua más pequeños -y menos numerosos en la parte central- que los del tipo IX: además, los de la proa de los tipos II y VII formaban una característica "escalera" (fotos Santiago Mata).


Del tipo VIIA existían 10 unidades (U 27 a U 36) construidas a partir de 1935, con un desplazamiento de 626/745 toneladas, velocidad de 17/8 nudos, longitud de 64,5 m, 11 torpedos ó 22 minas y tripulación de 42/46 hombres. Su radio de acción máximo (en superficie y a velocidad de 10 nudos) era de 6.200 millas (casi 11.500 km), el doble que el de los del tipo IIC. Del tipo VIIB -que cargaba 33 toneladas de combustible más- se habían entregado 7 unidades (U 45 a U 49 y U 51 a U 53, otros 16 entrarían en servicio más tarde: U 50, U 54, U 55, U 73 a U 76, U 83 a U87, y U 99 a U 102), con 753/857 toneladas de desplazamiento (que los situarían ya como submarinos pesados, aunque a efectos prácticos consideraremos como medios todos los del tipo VII), velocidad de 17,9/8 nudos, longitud de 66,5 m, 14 torpedos ó 26 minas, autonomía de 8700 millas (más de 16.000 km; pero sólo 90 millas en inmersión a 4 nudos: éste era el punto flaco de todos los sumergibles, ya que en inmersión utilizaban el motor eléctrico cuyas baterías sólo se podían recargar en superficie usando el motor diésel) y tripulación de 44/48Vista trasera de una maqueta de submarino del tipo VIIC realizada por un aficionado austríaco, con los timones de dirección y de profundidad (foto Santiago Mata). Perfil desde la proa y vista lateral con el ancla y los timones de profundidad de un U-Boot del tipo VIIC (U 995, fotos Daniel Schinnerl). hombres.


De los submarinos pesados del tipo IX se habían entregado 7 unidades (U 37 a U 43, el U 44 entró en servicio en noviembre de 1939); sus características eran: 1.032/1.152 toneladas, 18,2/7,7 nudos, 76,6 m, 22 torpedos ó 44 minas, tripulación de 48/56 hombres y autonomía de 10.500 millas en superficie a 10 Torreta de un U-Boot del tipo II (foto Wiener Illustrierte) y parte superior de una de un U-Boot del tipo VIIB (el U 47, foto publicada en el libro "Mi camino hacia Scapa Flow", de G. Prien). nudos ó 78 millas en inmersión a 4 nudos. En total, pues, la U-Bootswaffe disponía de 57 submarinos -¡sólo 9 más de los que le permitía el acuerdo firmado con los británicos en 1935!-, de los cuales 30 eran costeros (Einbäume o "piraguas" del tipo II) y 27 de tipo medio o pesado, incluyendo los dos del tipo IA (U 25 y U 26), cuyas características eran: 862/983 toneladas, 18,6/8,3 nudos, 72,4 metros, 14 torpedos ó 28 minas, tripulación de 44/46 hombres y autonomía de 7.900 millas en superficie.

PARA LEER EL TEXTO COMPLETO

DIORAMAS DE J.A. CHAMARRO

 

 

1